La 'operación Malaya', contra la corrupción, se saldó en una primera fase con 28 detenidos y la incautación de bienes por valor de 2.400 millones. La investigación pretende poner al descubierto un complejo entramado societario que encubre numerosas actividades delictivas. Se ha extendido desde Málaga hasta Madrid y Murcia y en una segunda parte a Córdoba, donde ha sido detenido el empresario Rafael Gómez.

Entre los implicados, cuyo ingreso en prisión ya ha sido decretado para varios de ellos, destacan la alcaldesa de Marbella, Marisol Yagüe; la primera teniente de alcalde, Isabel García Marcos; el asesor de Urbanismo y antiguo gerente de este departamento municipal, Juan Antonio Roca; los concejales de Cultura y Educación, José Jaén, y de Tráfico, Victoriano Rodríguez; y el secretario del Ayuntamiento, Leopoldo Barrantes, a quien el juez ha decidido poner en libertad con cargos.

Juan Antonio Roca:

Asesor municipal de Urbanismo de Marbella y antiguo gerente de este departamento municipal. Mano derecha del ex alcalde de Marbella, ya fallecido, Jesús Gil. Tras la victoria de Gil en 1991, Roca entró a formar parte del Consistorio y controló Planeamiento 2000, la sociedad municipal que gestionaba el suelo. El sucesor de Gil, Julián Muñoz, lo destituyó en agosto de 2003, pero el equipo de Marisol Yagüe lo rescató tras llegar al poder mediante una moción de censura a Muñoz en 2003.

Imputado en el 'caso saqueo', Roca fue investigado por la Audiencia Nacional por presunta malversación de los fondos procecedentes de las arcas municipales. El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo ordenó su ingreso en la prisión de Alcalá Meco en abril de 2002, junto a Gil y otros colaboradores del ex regidor marbellí. Días después fue puesto en libertad bajo fianza, tras el pago de 450.000 euros.

Entre los delitos que se le imputan en la 'operación Malaya' figura el de malversación, según su abogado, a los que se añaden los de blanqueo de capitales y cohecho.

El 31 de marzo de 2006, el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, Miguel Ángel Torres, ordenó prisión incondicional sin fianza para Roca, al que considera la persona "que dirige y controla totalmente las decisiones municipales" en la ciudad.

Marisol Yagüe:

Alcaldesa de Marbella desde el 13 de agosto de 2003 tras una moción de censura que puso fin a 12 años de gobierno municipal del Grupo Independiente Liberal (GIL). En la moción estuvo apoyada por concejales socialistas, andalucistas y tránsfugas del propio GIL, que pasaron al Grupo Mixto. Se destaparon entonces las fuertes pugnas por el control del desarrollo urbanístico del municipio.

El objetivo principal de la nueva alcaldesa fue redactar un nuevo Plan General de Ordenación Urbana, PGOU. El último, de 1986, fue vulnerado por los equipos de gobierno de Gil, al menos en 200 ocasiones, que son las licencias de obras que el Gobierno andaluz tiene impugnadas ante el Tribunal Superior de Justicia de la Junta de Andalucía.

El 8 de marzo de 2006, una juez de Marbella decretó el embargo preventivo de un chalé de Yagüe. La empresa Construcciones Copasur S.L. —adjudicataria de obras municipales— demandó a la regidora por el impago de 949.000 euros en concepto de las obras de reforma.

El juez Miguel Ángel Torres ordenó el ingreso en prisión sin fianza de Yagüe el 1 de abril de 2006.

Isabel García Marcos:

Primera teniente de alcalde de Marbella. La tránsfuga García Marcos concurrió a las elecciones municipales en 1991 en las listas del PSOE, partido del que fue expulsada. Concejal y médico de profesión, sus denuncias y su feroz oposición impulsaron la inhabilitación de Gil para ocupar cargos públicos.

Después, en 2003, la salmantina decidió unirse a concejales fieles al que fue su mayor enemigo: se alió con ex gilistas y con concejales del Partido Andalucista, con quienes suscribió la moción de censura contra el entonces alcalde, Julián Muñoz.

En el marco de la 'operación Malaya' fue arrestada en el aeropuerto de Málaga cuando regresaba de su viaje de luna de miel en Rusia. En el registro de su casa se encontraron unos 360.000 euros en efectivo. El 2 de abril de 2006, el juez Miguel Ángel Torres decretó prisión incondicional para García Marcos por su presunta implicación en el caso de corrupción del Consistorio.

Tomás Reñones:

Alcalde de Marbella en funciones por su condición de segundo teniente de alcalde y ante la ausencia de la primera teniente de alcalde, Isabel García Marcos, y la alcaldesa, Marisol Yagüe. Reñones, antiguo jugador del Atlético de Madrid que presidía Jesús Gil, y del que fue su capitán, entró en el mundo de la política de su mano a finales de los años 90. No ha sido imputado en el caso.

Gil, con el que estuvo en siete de sus ocho proyectos deportivos, consiguió que fichara por el Atlético Marbella (Segunda B) para dos temporadas, en agosto de 1996. Desde su retirada del fútbol, siguió vinculado a Gil, quien le nombró coordinador de Deportes del Ayuntamiento marbellí.

En las elecciones locales de junio de 1999 fue elegido, por vez primera, concejal del Ayuntamiento marbellí en la lista del GIL, liderado por el presidente Gil, corporación en la que se encargó de la Concejalía de Deportes.

Reelegido concejal en los comicios de mayo de 2003, en agosto siguiente se pasó al Grupo Mixto del Ayuntamiento junto con otros siete compañeros de su partido, cinco ediles del PSOE y tres del Partido Andalucista, quienes firmaron una moción de censura contra el entonces alcalde, Julián Muñoz.

Días más tarde, su compañera de grupo Marisol Yagüe fue elegida nueva alcaldesa de la localidad y él accedió al puesto de segundo teniente de alcalde y continuó al frente de las áreas de Juventud y Deportes.

Rafael Gómez:

El empresario cordobés Rafael Gómez, conocido como Sandokán, está relacionado con el mundo de la joyería y las promociones inmobiliarias. Conoce personalmente a Juan Antonio Roca, con quien compartió partidas de póquer en la finca El Río, propiedad de Carlos Sánchez, la persona que al principio de los años 80 introdujo, enseñó y guió a Roca en el arte de la especulación inmobiliaria y después lo colocó en Marbella, según publicó EL MUNDO el pasado día 6.

En diciembre de 2004, según informaba Antonio Rubio, se llevó a cabo en ese coto de caza de Badajoz una timba de más de tres millones de euros donde participaron ambos. Como producto de aquella partida de cartas, uno de los jugadores se sintió estafado por Roca y, como venganza, se puso en contacto con los inspectores policiales que desde 2001 seguían de cerca los pasos del que ya era considerado el padrino de la Costa del Sol.

En los últimos meses, Gómez, se ha visto envuelto en un caso de fuerte polémica por el caso Colecor: la construcción, por parte de Arenal 2000, de tres naves sin licencia. Este asunto le ha valido una multa de 24 millones de euros después de que el PSOE, a nivel municipal, y la Junta fiscalizaran con especial ahínco este episodio.

Otros protagonistas

José Luis Alonso Boyer, empresario. El 1 de abril de 2006 quedó en libertad tras pagar una fianza de 20.000 euros.

Óscar Alberto B.P., testaferro del ex gerente de Urbanismo municipal Juan Antonio Roca. El juez decretó su ingreso en prisión sin fianza. Tiene 36 años. Se le acusa de presunto blanqueo y fraude a la Hacienda pública. Saltó a los medios de comunicación cuando el bailador Juan Manuel Fernández Montoya 'Farruquito' atropelló mortalmente en Sevilla a Benjamín Olalla y se dio a la fuga. La Fiscalía lo acusaba, junto a otras tres personas, de encubrir los hechos y haber urdido una trama para inculpar al hermano de Farruquito, menor de edad cuando sucedieron los hechos.

Leopoldo Barrantes, secretario del Ayuntamiento. El cacereño es el máximo fedatario público en el Consistorio marbellí. El 1 de abril de 2006 el juez ordenó su puesta en libertad sin fianza con los cargos de tráfico de influencias y prevaricación.

Óscar Benavente Pérez, testaferro Juan Antonio Roca. Implicado en el 'caso Farruquito', fue acusado, junto a otras tres personas, de encubrir los hechos y de haber urdido una trama para inculpar al hermano de Farruquito, menor de edad cuando sucedieron los hechos.

Montserrat Corulla, acusada de ser uno de los principales testaferros de Juan Antonio Roca. El juez Miguel Ángel Torres decretó su prisión incondicional por blanqueo de dinero el 3 de abril.

Jaime Hachuel, empresario para quien el juez decretó libertad sin fianza pero le imputó un delito de blanqueo.

José Antonio Jaén Polonio, concejal de Cultura y Educación de Marbella y teniente alcalde de Nueva Andalucía. Como Marisol Yagüe, fue concejal del PSOE, y en 2003 entró en su equipo consistorial. Es un hombre de la confianza de Isabel García Marcos y abandonó el PSOE tras la citada moción. Jaén quedó en libertad tras abonar sus abogados la fianza de 30.000 euros que le impuso el juez.

Julio de Marco, director gerente de la empresa de transportes de viajeros Portillo. Quedó en libertad con cargos de cohecho tras comparecer ante el juez, que decidió imponerle una fianza de 12.000 euros.

Ismael Pérez Peña, empresario propietario de dos empresas de 'leasing' de vehículos que surten de coches a buena parte del Ayuntamiento marbellí. También es el encargado de gestionar la empresa de grúas del municipio. El 1 de abril de 2006 el juez decretó su ingreso en prisión incondicional.

Miguel Pérez Camino, abogado del bufete madrileño Sánchez Zubizarreta-Soriano Pastor, donde en un registro practicado en el marco de la 'operación Malaya' la policía se incautó de 860.000 euros en metálico. El juez Miguel Ángel Torres decretó libertad bajo fianza de 30.000 euros para Pérez Camino el 4 de abril de 2006.

Rafael del Pozo, jefe de la Policía Local de Marbella. Es, junto a Juan Antonio Roca, uno de los máximos responsables del Planeamiento urbanístico 2000 del Ayuntamiento de Marbella, por lo que existen sospechas de que haya agentes municipales implicados en la trama de corrupción.

Victoriano Rodríguez Martínez, concejal de Tráfico, Transportes y Vía Pública. Es uno de los ediles más antiguos que entraron en política de la mano del fallecido Jesús Gil y Gil. Firmó la moción de censura contra Julián Muñoz en agosto de 2003, momento en el que se pasó al Grupo Mixto. En su trayectoria como político siempre ha sido cuestionado por la oposición sobre el paradero de un Rolls Royce, propiedad del Consistorio marbellí y que utilizaba el ex alcalde de Marbella y presidente del Atlético de Madrid. El 1 de abril de 2006 el juez Miguel Ángel Torres decretó su ingreso en prisión incondicional.

Manuel Sánchez Martín, abogado del bufete madrileño Sánchez Zubizarreta-Soriano Pastor, donde en un registro practicado en el marco de la 'operación Malaya' la Policía se incautó de 860.000 euros en metálico. El juez Miguel Ángel Torres decretó prisión incondicional para Sánchez Martín el 4 de abril de 2006 por ser uno de los presuntos encargados de estructurar las sociedades de Juan Antonio Roca.

Manuel Juan Sánchez Zubizarreta, abogado del bufete madrileño Sánchez Zubizarreta-Soriano Pastor. El juez Miguel Ángel Torres decretó prisión incondicional para Sánchez Zubizarreta el 4 de abril de 2006 por ser uno de los presuntos encargados de estructurar las sociedades de Juan Antonio Roca.

Francisco Soriano Pastor, abogado del bufete madrileño Sánchez Zubizarreta-Soriano Pastor. El juez Miguel Ángel Torres decretó prisión incondicional para Soriano Pastor el 4 de abril de 2006 por ser uno de los presuntos encargados de estructurar las sociedades de Juan Antonio Roca.

Juan Luis Soriano Pastor, abogado del bufete madrileño Sánchez Zubizarreta-Soriano Pastor. El juez Miguel Ángel Torres decretó prisión incondicional para Soriano Pastor el 4 de abril de 2006 por ser uno de los presuntos encargados de estructurar las sociedades de Juan Antonio Roca.

Francisco Soriano Zurita, abogado del bufete madrileño Sánchez Zubizarreta-Soriano Pastor. El juez Miguel Ángel Torres decretó libertad bajo fianza de 90.000 euros para Soriano Zurita el 4 de abril de 2006.