SE PUEDE CONTRAER LA HEPATITIS C POR LA TRANSFUSIÓN DE SANGRE CONTAMINADA


La amenaza por tatuajes puede ser letal, ya que, por ejemplo, la hepatitis C es una enfermedad que no manifiesta síntomas al momento del contagio, sino cuando posiblemente ya haya dañado el hígado.

Los tatuajes pueden ocasionar graves enfermedades, debido a la falta de higiene del lugar en donde se aplica o de los utensilios que se utilizan.

Son muchos los padres que no saben cómo transmitir a sus hijos adolescentes la preocupación porque se pongan un tatuaje o se perforen para colocarse un percing.

Nadie posee la fórmula mágica, pero quizá lo mejor sea platicarles que si lo hacen en un lugar sin higiene o clandestino, pueden contraer graves enfermedades.

Sobre las amenazas, el doctor Aldo Torre dice que quienes no se aseguran de que los talleres o salas en las cuales se dibujan o perforan la piel sean lugares limpios y autorizados corren el peligro de ser atacados por enfermedades como Hepatitis B, Hepatitis C e incluso VIH.

Deben pensar que el deseo de colocar un dibujo en el cuerpo o abrir un agujero para un adorno forma parte de la cultura popular, la cual tiene tantos amantes como opositores, pero lo realmente importante es que para todo mundo hay riesgos y forma de evitarlos.

Los menores de edad deben contar con permiso de sus padres para ponerse cualquier dibujo permanente en la piel.

Luces preventivas

El doctor Aldo Torre habla de varios puntos que todo joven, mujeres y hombres deben conocer sobre los tatuajes:

Las personas que deciden tatuarse o perforarse alguna parte del cuerpo debe buscar un lugar donde los encargados sean expertos y se rijan por las leyes sanitarias.

Es frecuente que los jóvenes se tatúen en sitios improvisados, como mercados populares, estanquillos e incluso tianguis, sin garantía alguna de que los instrumentos que se emplean se encuentran esterilizados.

Es cierto que el contagio más frecuente de la hepatitis C (hasta 80 por ciento de los casos) es por transfusión de sangre contaminada, pero especialistas han dado la voz de alarma porque es frecuente encontrar pacientes que han contraído el virus al tatuarse, hacerse perforaciones o usar jeringas contaminadas.

La amenaza puede ser letal, ya que, por ejemplo, la hepatitis C es una enfermedad que no manifiesta síntomas al momento del contagio, es decir en el momento en que el virus entra en la sangre, sino hasta 15 o 20 años después, cuando posiblemente ya haya dañado el hígado.

Jóvenes y adultos deben pensar que hay distintos tipos de tatuaje, como el hecho con tinta hena, efímero, y los permanentes.

Hay quienes pagan menos de 100 pesos por una marca y quienes dejan a su tatuador mil 500 pesos o más, sin saber que, de arrepentirse tienen que desembolsar entre 5 mil y 10 mil pesos para limpiar su piel, lo cual no siempre se logra totalmente.

Contra la hepatitis C, la prevención es importante, así como un diagnóstico temprano. El doctor Aldo Torre asegura que los tratamientos farmacéuticos existentes, como Peginterferon alfa-2a más rivabirina, Pegasys, tienen mayor y mejor resultado (de hasta 80 por ciento) cuando la enfermedad se descubre a tiempo.