LOS HUMANOS RECIBEN ENERGÍA DEL COSMOS A TRAVÉS DE LOS CHAKRAS


Chakra en sánscrito significa rueda o vórtice, y se pueden abrir o cerrar, permitiendo que entre o salga la energía.

El conocimiento sobre la energía que corre dentro y fuera del cuerpo tiene una antigüedad de 5 mil años; se estudiaba en escuelas chinas y tibetanas; pero estos estudios se mantuvieron en secreto por mucho tiempo.

En los últimos años esta sabiduría se ha difundido en todo el mundo, como la acupuntura, el yoga, el reiki, el tai chi y los chakras, pero sin ser totalmente aceptados por la mentalidad del hombre occidental.

Y aunque la entrada al camino espiritual siempre ha estado al alcance de la humanidad, son pocos quienes buscan y entran al arcano de su conocimiento.

Existen siete chakras básicos, que corresponden con los puntos de la acupuntura, además de que en cada célula y cada coyuntura del cuerpo humano existe un chakra, llegando a sumarse unos 300.

Chakra en sánscrito significa rueda o vórtice, y se pueden abrir o cerrar, permitiendo que entre o salga la energía. Estos vórtices conjuntamente forman un sistema de órganos energéticos, invisibles a la vista normal, pero que mantienen la expresión y evolución del ser humano en el más elevado de sus conceptos.

Los humanos reciben energía del cosmos, del sol, del aire y de los alimentos, a través de los chakras.

Columna vertebral

Todos los chakras están unidos por un canal energético que corre por la espina dorsal, es una energía asentada en cada uno de los conos de luz, que giran vertiginosamente comunicando el exterior con el interior del cuerpo.

En estos órganos se genera una energía síquica: la conciencia. Estas ruedas de energía no son exclusividad de los humanos, pues se hallan en todo el universo.

Ubicación de Chakras

A cada chakra le corresponde una localización y función, así como un color, un elemento y un sonido:

Chakra 1:

Muladara, está entre el ano y los genitales. Representa la energía física y la voluntad de vivir.

Chakra 2:

Suadhisthana, se ubica en los genitales y la matriz. Significa capacidad de dar y recibir amor y placer en una relación de pareja.

Chakra 3:

Manipura, está en el plexo solar y páncreas. Ahí radica la autoestima, la vitalidad y la extroversión.

Chakra 4:

Anahata, se localiza en el corazón, produce sentimientos cordiales de amor por otros seres.

Chakra 5:

Vishuda, está en la garganta. Se halla asociado a la comunicación.

Chakra 6:

Ajna, se ubica en el centro de la frente. Tiene la capacidad para visualizar y entender conceptos.

Chakra 7:

Sahasrara. Se halla arriba de la cabeza, en el centro de la corona. Tiene que ver con la personalidad, la vida y los aspectos espirituales de la humanidad.

Un instructor

Para todo aprendizaje se requiere de alguien o algo que te enseñe: maestros, casetes guiados, internet o literatura. Naomi Ozniec, en su libro Chakras escribe: “La enseñanza esotérica se considera un secreto. Si alguien te dice que cuentas con varios centros de energía, puedes o no creerle. La única forma de desarrollar la creencia en la realidad es participando activamente en el desarrollo de tu propio descubrimiento”.

Ser observador pasivo no funciona, tienes que actuar para lograr el cambio. Nadie puede evolucionar por ti. Así empezarás a conocerte, a curarte, para que eleves tu vibración y tu conciencia.