Más de la mitad de las pinturas para labios de marcas importantes pueden contener plomo, revelan pruebas conducidas por un laboratorio independiente.

Se evaluó el contenido de plomo de 33 marcas de pinturas para labios, adquiridas en Boston, San Francisco, Minneapolis y Hartford, EEUU. De estas, 61 % contenían plomo en niveles detectables, que variaron entre 0,03 hasta 0,65 partes por millón (ppm). La tercera parte de los pintalabios evaluados contenían plomo en concentraciones mayores de 0,1 ppm, que constituye el punto máximo establecido por la Adeministración de Drogas y Medicamentos (FDA) para plomo en caramelos y confitería.

La Campaña para Cosméticos Seguros, ha expresado que el plomo en los pintalabios es como si fuerse directamente ingerido, como el plomo en confitería.

El plomo es una neurotoxina potente que ha demostrado causar daño mental, incluyendo dificultades de aprendizaje, agresividad y problemas del lenguaje. Es particularmente peligroso para los organismos en desarrollo y puede atravesar la placenta, colocando a los niños y a las embarazadas en riesgo elevado.

Las marcas con mayores concentraciones de plomo fueron “Colour Riche True Red" y "Classic Wine," de L'Oreal, con 0,65 y 0,58 ppm, respectivamente. Luego “Incredifull Lipcolor "Maximum Red" de Cover Girl (0,56 ppm), y “Addict's "Positive Red" de Dior (0,21 ppm).

"Las buenas noticias es que las pruebas muestran que es posible fabricar pintalabios sin plomo," afirmó la Campaá para Cosméticos Seguros. "39% de los pintalabios evaluados no contenían niveles de plomo, y el costo no parece ser un factor de importancia. Algunas de las marcas más económicas, como Revlon ($7.49) no contenían plomo, mientras que marcas más costosas, como Dior Addict ($24.50) tienen mayores niveles."

"La exposición repetitiva diaria a cantidades pequeñas de plomo de los pintalabios puede hacer que este metal se acumule en el cuerpo, y se sume al plomo del agua potable y pinturas, especialmente en las comunidades con menores ingresos económicos”, afirmó Stacy Malkan, autor del libro "Not Just a Pretty Face: The Ugly Side of the Beauty Industry,". "No hay excusas para que los pintalabios y juguetes contengan plomo. Las compañías deberían actuar inmediatamente para reformular aquellos productos que contengan plomo”, agregó Malean.